¿Más de 40 y no consigues trabajo? Te decimos qué hacer aquí.



En un ámbito laboral competido la edad se ha convertido en un factor de discriminación laboral. Miles de personas preparadas enfrentan esta situación, sin embargo, sí hay alternativas.

Te decimos cómo evitar que la edad sea un factor en contra a la hora de buscar empleo.

conseguir_empleo_edad_adulta_occ

Es verdad que hoy en día, son cada vez más las exigencias que un puesto de trabajo requiere: mayores competencias, habilidades, conocimientos y una suficiente experiencia. Pero ¿Cómo es que se puede exigir una buena experiencia y por otro lado frenar tu crecimiento al poner un límite de edad para conseguir un trabajo?

Lamentablemente esta situación ha crecido durante los últimos tiempos, sin importar el género. Tal parece que el mundo conspira en contra de aquellas personas que ya pasan de los 40.

Según la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (PROFEDET, Sistema Integral de Procuración de la Defensa del Trabajo), en lo que va del año han sido 15,646 el número de trabajadores entre 31-40 años atendidos con alguna inconformidad laboral, entre ellas el desempleo. Como cifra importante, el número se eleva a 51,964 entre trabajadores con un rango de entre 41 y 59 años de edad, es decir, una diferencia de 36,318 personas que por supuesto, ha ido en aumento.

Lo anterior confirma que México, entre otros países, se encuentra viviendo un estancamiento laboral provocado por los estereotipos formados alrededor del concepto "edad". La pérdida de empleo resulta a cualquier rango de la misma, una etapa difícil de superar, pero si a eso sumamos que a los 40´s o más ya existen responsabilidades en forma como es el tener una familia, la frustración se eleva.

Con esta revolución, vinieron reclutadores e integrantes de recursos humanos con instrucciones directivas muy específicas: Contrata al más apto y más flexible, hablando del 90% de ofertas de trabajo en todo México, que engloban el trabajo Operativo; la opción predilecta en cuestión, resultó en seleccionar de entrada a aquellas menores a 30 años de edad. No es extraño pensar que una persona mayor a 30 o 40 años es más difícil de flexibilizar a las políticas empresariales, en contraste con una menor a 30 años que probablemente no cuente con una vasta experiencia sobre cómo realizar un proceso a su modo.

Son varias las empresas que argumentan que los individuos de cierta edad, no se abren a las nuevas tendencias tecnológicas, son más cerrados a la aceptación de nuevas ideas o métodos de trabajo, o incluso que debido a su amplia experiencia, tendrían que ofrecerles puestos altos los cuales por supuesto son escasos y reservados para aquellos brillantes de menos de 40 o al gran amigo de la infancia.

No vamos a mentir que por lo mencionado anteriormente, resulta mucho más complicado encontrar trabajo conforme van pasando los años, pero lejos de eso, no es imposible. Como base de todas las situaciones, mucho depende nuestra actitud, la visión con la que tomemos las cosas, nuestra tolerancia ante las dificultades que nos podemos topar al encontrarnos en la búsqueda de empleo, pero sobre todo la estrategia que sigamos para tratar de conseguir empleo, la cual resulta ser replanteada siempre que se llega a cierta edad, como jóvenes es sencillo presentarnos como la mejor opción para la organización, como señores de mayor edad el acercamiento no puede ser el mismo, por el contrario hay que utilizar todo lo que pueda estar a nuestro favor y manejar esas desventajas como "oportunidades".

Les compartimos los siguientes consejos:

  • Primero tú, luego tú. 

Puede que en este punto hayas experimentado el sentimiento de desesperación e incluso depresión al no poder obtener ese puesto que tanto has buscado durante los últimos meses o hasta años.  

Te invitamos a hacer un corte de lo pasado hasta el día de hoy. Mañana es un nuevo día, por lo que las oportunidades pueden cambiar. Olvida lo pasado, enfócate en el futuro. Siéntate y reflexiona, si es que ya pasaste por varias entrevistas,¿Qué es lo que has notado que tienen todas en común? ¿Consideras que has cometido errores en ellas? ¿Qué es lo que crees que te hace falta o te "sobra"?, Las entrevistas a las que has asistido, ¿Realmente se identifican con tus objetivos y metas profesionales?

Es momento de poner todo en una balanza. Fija adecuadamente tus expectativas y comienza el proceso de búsqueda en todas las bolsas de trabajo online que requieras sin demeritar tus facultades, experiencia ni edad. Lo más importante es que estés consciente de tu gran valor y lo vendas acorde, sin pedir una fortuna y mostrando la flexibilidad que la organización necesita, aún a tu edad, recuerda que no siempre es apreciado el gran trabajo o trayectoria de una vida, al menos no en su totalidad, pero sí alguna área en particular que domines puede ser la clave que requieras vender mucho más que, por ejemplo, tu alta capacidad de dirigir grupos de personas, por mencionar algo.

  • Actualización, la llave al nuevo mundo laboral.

Después de encontrarnos una larga temporada en un trabajo estable, perdemos la mecánica sobre la búsqueda de empleo y muchas veces sobre los procesos actuales con los que se mueve el mundo en áreas ajenas a la tuya, o incluso dentro de la tuya.

Puede que durante años atrás hubieras estado realizando una actividad muy rutinaria, la cual no necesitaba de mayores habilidades, o aún si fuera lo contrario, cada empresa tiene una visión distinta sobre las necesidades para un puesto, aunque lleven el mismo nombre y jerarquía, por lo que las exigencias relacionadas con los conocimientos y vanguardia tecnológica cada vez son mayores, lo que puede llegar a influir en conseguir o no un puesto, la experiencia sólo es buena si es requerida, la experiencia adicional puede jugarte como arma de doble filo, señalarte como sobre calificado o si son justas las habilidades que el puesto requiere, hacer un excelente match. En estos tiempos la especialización es lo que más mueve a las empresas.

En la mayoría de ellas te solicitan el certificado de tus estudios, lo que será base incluso para establecer un salario, por lo que recomendamos que evites que los reclutadores te pongan este tipo de trabas y concluyas tu formación académica con los respaldos respectivos, tanto por superación, satisfacción personal, como profesional.

Los mayores de 40-45 años con un cierto nivel de estudios resultan más viables para los reclutadores en la búsqueda de trabajo al acreditar una preparación adecuada y dirigida al perfil buscado.

Como recomendación, existen varias Instituciones que ponen a tu alcance oferta educativa con excelentes planes de pago y créditos educativos, las cuales te permitirán continuar con tu formación educativa. Contar con las habilidades correctas eleva en un 80% las posibilidades de quedarte con un puesto, tengas la edad que tengas. Para más información:

Como un plus, apóyate en las redes sociales, una gran herramienta para detectar nuevas oportunidades laborales, al igual que darte a conocer ante reclutadores, empresas e incluso entre tus propios contactos. Linkedin puede ser un gran canal para encontrar grupos profesionales para mayores, los cuales te servirán de apoyo, orientación e incluso como medio de reclutamiento, aprovecha todos los canales disponibles.

  • Detecta y destaca tu Perfil Profesional. 
En ocasiones, puede que postulemos a vacantes que no van del todo de acuerdo a nuestro perfil, lo que en vez de ayudar, te desilusionará y te hará perder tu tiempo.

Gracias a la gran experiencia con la que cuentas, es importante saber aterrizarla en tu Currículo, pero ¿Cómo hacerlo si no has detectado tus fortalezas y áreas de oportunidad?

Comienza elaborando una lista minuciosa incluyendo aquellas habilidades, talentos, conocimientos y áreas de experiencia que consideras son un fuerte para destacar en tu presentación laboral. Toma en cuenta las situaciones de relevancia que has vivido en trabajos anteriores de las cuales hayas obtenido resultados que remarcar.

Al hacer una autoreflexión de las mismas, podrás determinar cuáles con aquellas actitudes, facultades y/o comportamientos que te han permitido sobresalir de alguna dificultad. Esas son las experiencias que te han forjado como persona, por lo que deben ser reflejadas en tu currículum vitae.

Esfuérzate por demostrarle al reclutador que los objetivos planteados pueden ser cumplidos gracias no sólo a tu experiencia previa, sino a tu gran "adaptabilidad al cambio", ya que es un criterio en el que un gran porcentaje de reclutadores se basan para negar un puesto a una persona de cierta edad.

  • Mantente abierto a nuevos campos. 
A pesar de siempre haber estado realizando una actividad específica que te permitió adquirir la gran experiencia con la que cuentas hoy en día, el actualizarte en nuevos campos, como ya lo habíamos mencionado, al igual que abrirte a nuevas áreas de trabajo puede ser un gran punto a tu favor, sobre todo de aquellas que jamás pensaste que adquirirías.

Contar con más de 40 años no quiere decir que tienes un estancamiento intelectual como muchos reclutadores piensan.

Si cuentas con ahorros, puede ser la oportunidad de oro para hacer aquello que tanto deseas. Recuerda que debes aplicar un análisis adecuado antes emprender el viaje, sin embargo, es una muy buena opción para aterrizar tu experiencia en algo que probablemente ya dominas.

  • Bien por fuera... ¡Renuévate!
Después de encontrarte un rato en la búsqueda de empleo, y tras no haberlo hecho en tanto tiempo, puede que hayas perdido un poco la sensibilidad sobre tu imagen personal. ¿Qué hacer ahora? ¡Dedícate tiempo!

Tu imagen es tu carta de presentación y, aunque no lo es todo, sí resulta un aspecto a considerar en la decisión del reclutador. Cada empresa desarrolla sus propias políticas, sin embargo en cuanto a la vestimenta, todas se rigen por igual. ¿Tienes dudas sobre cómo presentarte en tu próxima entrevista? No te preocupes, aquí te damos algunos tips.

Otro aspecto que no hay que olvidar: tu cuerpo habla más que mil palabras. Tus posturas, ademanes e incluso el lenguaje que utilizas resulta ser clave para el entrevistador, quien se encuentra pendiente de aquellos movimientos que puedan ayudarlo a descifrar más sobre tu personalidad. te dejamos: Las 22 Claves del Lenguaje Corporal.

Atrévete a experimentar cambios físicos y mentales en tu persona, recuerda que si te sientes bien contigo, lo reflejarás, por lo que una buena actitud y optimismo resulta base para el logro de todos los objetivos planteados. ¡Ánimo!

Negar un empleo por cuestiones ajenas a las capacidades laborales y conocimientos profesionales es una forma de discriminación que está prohibida por la Ley Federal del Trabajo, aunque son muchos los profesionistas que "se resignan" a la idea de ser limitados por su edad, es un derecho que lejos de tener que exigirlo, hay que manejarlo de una forma pacífica, inteligente y mercadológica.


Comenta este artículo

Suscríbete a nuestro Newsletter