Las 5 preguntas de oro en la Entrevista



La entrevista laboral debe ser una conversación fluida para que la empresa y el candidato se conozcan. Si se limita a una serie de preguntas hechas por el reclutador se pierde la oportunidad de acercarse más a la organización.

Aborda tu entrevista de forma proactiva con estas preguntas.

tips_preguntas_entrevista_occ

Algo común dentro de una entrevista de trabajo es cometer errores, olvidaste investigar a fondo sobre la empresa, hablaste de más sobre ella, respondiste vagamente a preguntas importantes o no detallaste lo suficiente en otras.

Es curioso pero gran parte de los aspirantes que buscan un nuevo empleo desconocen cuáles son esos errores que tienen ese peso importante y fundamental a la hora de ser evaluado por el reclutador y que, sin duda alguna, hacen la diferencia entre la tan esperada segunda llamada y un teléfono silencioso… 

Ubiquémonos en el momento; Al finalizar la entrevista es común que el reclutador nos agradezca el interés al haber asistido, cerrando con la siguiente pregunta: ¿Tienes alguna duda?; se sorpenderían al saber que casi el 90% de los candidatos terminan diciendo: "No, ninguna". Lejos de preguntas aceca del salario, el lugar de trabajo, jefes inmediatos, la pregunta más importante que debes responder (y hacer) es esta última, de acuerdo al libro "301 Best Questions To Ask on Your Interview" las personas que no preguntan nada o no tienen comentarios posteriores a la entrevista, generan una desconfianza que puede costarles sus esfuerzos para impresionar al reclutador.

Ahora situémonos en contexto porque naturalmente no todas las preguntas son aceptables, no sólo se trata de hablar por hablar o pedir que se repita lo que ya se explicó. El primer paso para comenzar a establecer adecuadamente nuestras interrogantes es hacer una investigación a fondo sobre la empresa a la que vamos a asistir.

Averigua tanto como puedas acerca del puesto, las metas, principios e ideales de la organización, lo que te permitirá abordar, por ejemplo, preguntas sobre la tendencia o algún movimiento que la compañía haya registrado últimamente. Mientras más orientadas y atinadas sean las interrogantes, mayor atención recibirás.

La finalidad es que logres destacar a través de ellas tus habilidades, capacidades, proactividad, responsabilidad y compromiso. A continuación encontrarás las 5 preguntas de oro para hacerle al reclutador:

1.  Comienza con un ¿Por qué ________________?

Tras haber realizado la investigación previa sobre la empresa, estarás actualizado sobre los últimos acontecimientos, lo que te dará la gran ventaja al aplicar preguntas como:

  • ¿Por qué en el último año tuvieron un cambio importante en su estructura organizacional?

  • ¿Por qué optaron por re-lanzar "x" producto?

Es importante que tengas presente que esta pregunta debe basarse meramente en la información empresarial pública, evitando entrar en detalles personales tuyos o "incómodos" de la empresa. La interrogante debe ir completamente ligada a que demuestres tus conocimientos y destaques tu compromiso y capacidad para el puesto, naturalmente aqui hablamos de puestos de cierta relevancia jerárquica como supervisores, gerentes e incluso analistas.

2. ¿Cuáles son las competencias/retos específicos que este puesto requiere? 

Si no se ha especificado ya, esta pregunta les dará la clave sobre lo que se necesita de ti, es decir, será la respuesta a todo lo que requieren resolver una vez que entres.

Al cuestionar lo anterior, podrás autocalificarte objetivamente sobre si cumples o no con los conocimientos (tecnológicos, técnicos, etc.) suficientes de acuerdo a las exigencias de la vacante, o por otro lado, te ayudarán a valorar si es el puesto que estabas buscando, o simplemente no logra cubrir con tus expectativas.

En conjunto, podrás detectar aquellas áreas de oportunidad que te permitirán comenzar a crear una estrategia antes que los demás candidatos.

3. ¿Llevan acabo algún sistema para evaluar el desempeño de los empleados?

Este cuestionamiento nos permitirá averiguar si se lleva un sistema del estilo, después los criterios que se utilizan así como los premios ofrecidos, ya sean bonos, compensaciones, algunas facilidades para continuar con tu desarrollo profesional, entre otras cosas.

También servirá como una variable sobre si la valoración de tu desempeño dependerá únicamente de tu área o tendrás que estar ligado con otras más.

Intenta averiguar aspectos como: ¿qué papel jugará en tu evaluación el que seas proactivo promoviendo los valores empresariales? ¿La responsabilidad social entra como un punto importante en su filosofía empresarial?, etc. 

Todos estos indicadores serán clave para detecar qué tanto valor le dan al empleado. Hay compañías que cuentan con distintas áreas destinadas al "apoyo de los miembros de su organización". Puede que ya entrados en la plática no tengas ni siquiera que preguntar por este tipo de programas, sino que saldrán del mismo reclutador.

4.  ¿Manejan planes de carrera para los empleados?

Al encontrarnos en cierto puesto, todos buscamos crecimiento y no quedarnos en un mismo nivel jerárquico por siempre. Esta pregunta te ayudará a detectar que tan alto puedes llegar dentro de esa compañía a mediano o largo plazo.

El que una organización cuente con políticas de crecimiento profesional resulta mucho más importante de lo que crees. Las constantes capacitaciones, entrenamientos, etc., son motivantes que no sólo incrementan tus conocimientos, sino que demuestran que realmente están preocupados por ti como parte de su organización.

Este tipo de políticas serán útiles de por vida, ya que son las que te permitirán adquirir la experiencia que le dará posteriormente un gran valor a tu historial profesional. ¿Te interesa algún tipo de capacitación o estudios de educación contínua y de actualización? 

5.  El puesto al que aspiro, ¿Es nuevo o ya existía? /¿Existe algún límite, estructuralmente hablando, para mi proyección laboral?

Hay muchas empresas que se manejan bajo regímenes muy cerrados, es decir, es muy complicado escalar posiciones. Sin importar lo mucho que trabajes o los grandes logros obtenidos, su estructura organizacional está establecida de manera que sólo los que llevan más de "30 años" adquieren puestos que realmente valen la pena el esfuerzo invertido.

Al saber si la vacante es nueva o ya existente podremos percatarnos si es una empresa con "nuevas y constantes necesidades", lo que puede referirse a un crecimiento exponencial.

Es importante que estés muy atento al lenguaje corporal del reclutador, el cual puede denotar qué tan interesado está o no en la plática y particularmente en la pregunta que le estás haciendo, algunas pueden resultar demasiado incómodas. Así como los agentes de recursos humanos se centran en la postura corporal de un candidato, tú también puedes deducir ciertas actitudes con base en esto, checa las 22 claves del lenguaje corporal en la entrevista.

Con cada una de las respuestas podrás incluso detectar el tono del ambiente laboral, el cual resulta básico determinar antes de tu entrada.

Lo más importante no es sólo ir preparado a la entrevista con un buen currículo (¿Realmente sabes redactar un curriculum vitae?), sino crear una perspectiva mucho más profunda que nos permita brillar de entre los demás y hacer un buen "match" con la vacante.

Adicionalemnte, te invitamos a revisar Los 7 errores más comunes en la entrevista. 

¡No olvides dejárnos tus comentarios debajo!


Comenta este artículo

Suscríbete a nuestro Newsletter