Cómo pedir un ascenso en tu Trabajo



describe the image

En 2011 la consultora Accenture encuestó a más de 3 mil empleados de 29 países sobre búsqueda de mejores oportunidades laborales en sus empresas. La encuesta arrojó que sólo 28% de las mujeres y 37% de los hombres habían solicitado un puesto de mayor responsabilidad; de las cuales 42% obtuvo la promoción.

Un error común de los trabajadores es pensar que las promociones llegan solas. Pese a que existen grandes empresas con planes de desarrollo bien definidos, en México 7 de cada 10 empleos son generados por PyMES, de acuerdo con la Secretaría de Economía, por lo tanto no hay reglas establecidas para obtener un ascenso de manera segura, pero sí hay acciones importantes que pueden generar las condiciones propicias para obtenerlo.

El ascenso no se merece, se gana

Imagina esta situación: Llevas X años trabajando en una empresa, haciendo bien tu trabajo. Un día se anuncia que un colega tuyo -que entró hace apenas un año- acaba de ser promovido para un puesto que habías deseado hace tiempo. ¿Cuál es tu reacción?

Es importante entender una realidad: los ascensos no necesariamente son para las personas con más antigüedad, más puntuales o dedicadas. Una promoción implica nuevas responsabilidades para las cuales hay que demostrar liderazgo, visión, creatividad, empatía, poder de persuasión y resolución de problemas, si careces de estas cualidades y no te has preocupado por mejorarlas entonces no te has ganado un nuevo puesto.

Así lo expresa Dorothy Tannahill-Moran, experta en coach profesional y autora del libro Should I Stay or Should I Go? –¿Debería irme o debería quedarme?- quien afirma “Un ascenso no ocurre por arte magia, solo porque lo desees o porque hayas pasado tiempo suficiente en tu actual empleo. Los ascensos suceden cuando se demuestra la habilidad para desempeñarse en el siguiente nivel”.

Define qué es lo que quieres lograr

Antes de lanzarte tras un ascenso es necesario investigar. ¿Existen oportunidades de crecimiento? ¿Te interesa crecer en tu departamento o en otra área? ¿Qué competencias requiere el puesto a que aspiras? ¿Qué demandará una nueva posición?

Busca tus áreas de oportunidad

Todos los empleados tenemos áreas de oportunidad que podemos mejorar,  y una buena forma de identificarlas es pedirle a tu jefe retroalimentación sobre tu desempeño.

Si hay una habilidad, competencia o conocimiento que podría impulsar tu carrera es hora de preocuparse por adquirirla, ya que poseer más y mejores habilidades te hace un elemento más competitivo.

Involúcrate en el trabajo que deseas

Un ascenso significa más dinero y una mejor posición laboral, pero sin duda también implica más trabajo y/o responsabilidad. Una manera de acercarte a la posición que deseas es dedicando esfuerzo extra a otras actividades que no te corresponden directamente, pero que podrían formar parte de las responsabilidades de un nuevo puesto.

Si tus superiores te identifican como una persona que no teme hacer un trabajo de mayor responsabilidad podrían tomarte en cuenta en futuras decisiones, sobre todo si te desempeñas de manera sobresaliente.

¿Lo que buscas es un Aumento de Sueldo? Te damos 8 consejos para lograrlo

Desarrolla una idea innovadora

Estar realmente involucrado y comprometido con tu trabajo implica identificar las necesidades de tu empresa, y si está en tus manos, proponer alguna mejora. Las empresas se preocupan por conservar y aprovechar a los empleados con iniciativa, capaces de proponer nuevas estrategias, oportunidades de negocio y alternativas para optimizar la productividad de la compañía.

Analiza cómo puedes aportar un beneficio a tu empresa:

-Crear una estrategia que mejore los resultados

-Proponer alternativas para reducir costos

-Idear un nuevo servicio o producto

Cuida tu interacción con otros

Una persona puede ser muy talentosa para su actividad, pero carecer de habilidades sociales, y sin ellas las oportunidades de obtener un ascenso se reducen.

Es común que muchos puestos de mando se otorguen a personas con una desarrollada inteligencia emocional y altas habilidades interpersonales ¿La razón? Serán más efectivos en el manejo de personal.

Tener una buena actitud hacia los compañeros de trabajo, compartir información, ser accesible y ofrecer ayuda útil puede ser clave. Ojo, no se trata de hacer el trabajo de otros, se trata de que los colegas te identifiquen como una persona dispuesta a brindar consejos y soluciones.

Acredita tus conocimientos

Una de las mayores condiciones para obtener un puesto de mayor responsabilidad es la preparación y capacitación. Muchas empresas cuentan con planes de desarrollo o crecimiento que exigen que el candidato haya concluido estudios determinados para aspirar a una posición, en este caso es necesario obtener las certificaciones necesarias.

El título es un “papel” poderoso, y podría ser el único obstáculo ente tu ascenso y tú, por ello es necesario que concentres tus esfuerzos en obtenerlo. Actualmente existen muchas más alternativas para gente que trabaja tiempo completo,  que ofrecen planes flexibles e incluso acceso a créditos y becas educativas.

En OCCEducación tenemos planes para revalidar hasta el 90% de tus créditos.

Cuando las responsabilidades aumentan pero no la paga

Hay momentos en la vida laboral en los que la carga de trabajo y/o responsabilidades aumenta de tal manera que parece que hubiéramos sido ascendidos, sin embargo, nuestro puesto y nuestro salario siguen siendo los mismos ¿qué hacer?

Exponle a tu jefe inmediato la situación actual, las responsabilidades que has adquirido y pregunta por oportunidades futuras. No se trata de quejarse, sino hacerle ver a tu empresa que eres capaz de dar un extra, pero que también estás ahí por dinero y quieres saber qué puedes esperar.

Si tu empresa no te ofrece oportunidad alguna, puede ser momento de buscar otras alternativas, evalúa tu situación antes de dejar tu trabajo con 5 consideraciones antes de renunciar a tu empleo

Una oportunidad laboral puede presentarse en cualquier momento; una reorganización inesperada, la renuncia de algún jefe o el crecimiento de la empresa, por ello es importante trabajar en convertirse en un empleado potencial para ser promovido.

Finalmente recuerda que los ascensos tampoco se obtienen trabajando el doble, quedándose horas extra diariamente o dejando cuerpo y alma en la oficina: un candidato a un ascenso es aquel que hace un trabajo excelente, es propositivo e innovador y está dispuesto a dar un esfuerzo extra.

¿Te sirvió este artículo? Queremos saber tu opinión


Comenta este artículo

Suscríbete a nuestro Newsletter